Entretenimiento

El Beta TV | Surge una nueva denuncia de presunta violación a niña indígena por parte de soldados en Colombia

paralelepipedo
China facilitará inversión transfronteriza en gestión de patrimonio en la Gran Área de la Bahía

Según la investigación del analista de la revista Semana, Ariel Ávila, dos soldados del batallón Joaquín París habrían abusado sexualmente de la menor indígena en las instalaciones militares, ubicadas en San José del Guaviare, durante seis días hasta que la niña logró huir y contar lo sucedido

(CNN Español) — En Colombia apareció otra denuncia de una presunta violación a niña indígena. Esta vez la información fue revelada por el analista y politólogo Ariel Ávila, conductor del programa en línea El Poder, de la revista Semana. Según la denuncia de Ávila, varios soldados del batallón Joaquín París habrían violado durante varios días —en septiembre de 2019— a una adolescente indígena de 15 años de la comunidad Nukak Makú en el departamento colombiano del Guaviare, en el sur del país.

Mediante un comunicado, el Ejército de Colombia confirmó que investiga el caso en esa unidad militar adscrita a la IV División de la institución castrense.

“La indagación disciplinaria fue verificada por la Procuraduría Regional del Guaviare a comienzos del presente año, diligencias disciplinarias que -en ejercicio de poder preferente- fueron solicitada por la Procuraduría, encontrándose en trámite de entrega el proceso por la unidad”, confirma el documento emitido este lunes tras la denuncia de Ávila.

La Vigésima segunda Brigada de selva condenó estos actos y manifestó en el comunicado: “Este comando repudia y rechaza este tipo de hechos que trasgreden los derechos de nuestros niños, niñas y adolescentes. Por tal razón, en desarrollo de las investigaciones, se adoptarán de forma inmediata las acciones a que haya lugar, con la mayor severidad y conforme a la ley”.

Este hecho —que se suma al de la presunta violación de una niña indígena de 13 años de la comunidad Embera Chamí , en el departamento de Risaralda, por parte de siete soldados que la semana anterior aceptaron ante un juez su participación en los hechos— ha desatado otra ola de indignación en redes sociales y entre las autoridades civiles y disciplinarias.

El defensor del pueblo Carlos Negret rechazó este nuevo hecho de violencia sexual e instó a la Fiscalía y a la Procuraduría actuar de inmediato para establecer las posibles responsabilidades.

Según la investigación del analista de la revista Semana, Ariel Ávila, dos soldados del batallón Joaquín París habrían abusado sexualmente de la menor indígena en las instalaciones militares, ubicadas en San José del Guaviare, durante seis días hasta que la niña logró huir y contar lo sucedido.

Hasta el momento no hay resultados concretos.

La semana anterior, cuando se conoció la denuncia de la presunta violación en el departamento de Risaralda, el presidente Iván Duque condenó el hecho y dijo que su gobierno no permitirá este tipo de actuaciones criminales que, según afirmó, manchan la honra del Ejército. “No toleramos ningún tipo de abuso a menores de edad y mucho menos cuando involucre uniformados, que enlodan el honor de las fuerzas con actos ruines como el denunciado en Pereira contra niña indígena”, sostuvo el mandatario en su cuenta en Twitter el 24 de junio.

El ministro de defensa de Colombia, Carlos Holmes Trujillo, pidió a la Fiscalía llevar ante los tribunales a los presuntos responsables. Los investigados por la presunta violación a la niña indígena en Risaralda, que aceptaron su responsabilidad en los hechos, están bajo custodia en una unidad militar a la espera de que un juez emita sentencia condenatoria, que podría ser de hasta 30 años de cárcel por el delito de acceso carnal abusivo agravado contra menor de 14 años. Abuso sexual