Deportes

“Somos un partido orgánico”

“Si algún socialista díscolo quiere hacer otra cosa que lo que decide el partido no cambia en nada”, dijo ayer el gobernador Miguel Lifschitz cuando lo consultaron por las declaraciones del diputado provincial Eduardo Di Pollina, quien aseguró que un sector del socialismo no apoyará la fórmula Lavagna-Urtubey. “El PS nunca dijo otra cosa distinta de la que está haciendo, que iba a trabajar por una alternativa que fuera superadora de la grieta y es justamente lo que estamos haciendo. Somos absolutamente coherentes con lo que hemos sostenido al principio”, zanjó el mandatario socialista. Por otro lado, el Partido Socialista, cuyo presidente nacional es Antonio Bonfatti, ratificó su apoyo a la fórmula que encabeza Lavagna.

Tras encabezar un acto en la explanada de la Casa de Gobierno en Santa Fe,  Lifschitz le contestó a Di Pollina en el marco de la dura interna socialista que se profundizó con la derrota en la elección a gobernador y la decisión de acompañar la fórmula presidencial de Consenso Federal.

-¿Lo sorprendió la actitud de Di Pollina de decir que no votará la fórmula Lavagna-Urtebey? – le preguntaron al gobernador.

-No, no me sorprendió.

-¿Qué pasa dentro del Partido Socialista? ¿Son muchos los que piensan como Di Pollina, de la incomodidad de la que habla?

-La verdad que no lo sé. El estará incómodo, pero el PS es un partido orgánico y actúa de acuerdo a las resoluciones de su Congreso Nacional, del Comité Nacional y de la Junta Provincial de Santa Fe.

-¿Y qué habían resuelto respecto al acompañamiento de Lavagna?

-Por supuesto la integración en Consenso Federal, el acompañamiento a la fórmula Lavagna-Urtubey.

-Esto plantea una división importante en el Partido Socialista?

-No, fijese que todos los frentes tienen peronistas, tienen radicales, así que si algún socialista díscolo quiere hacer otra cosa que lo que decide el partido no cambia en nada.

Cuando le preguntaron si coincidía con los que dicen que sería “una estafa al electorado” que un socialista apoye a la fórmula Fernández-Fernández, el gobernador dijo no entender la pregunta, pero contestó: “El PS nunca dijo otra cosa distinta de la que está haciendo, que iba a trabajar por una alternativa que fuera superadora de la grieta y es justamente lo que estamos haciendo. Somos absolutamente coherentes con lo que hemos sostenido al principio”.

Además, el gobernador Lifschitz descartó que detrás de las declaraciones del diputado Di Pollina haya una postura del bonfattismo. “No, en absoluto.  Bonfatti es el presidente del PS que funciona con sus cuerpos orgánicos”, cerró el gobernador.

En ese sentido, ayer se conoció un comunicado de prensa del comité nacional del PS que firman Bonfatti, como presidente del partido, y la intendenta Mónica Fein, como secretaria general: “Somos miembros de Consenso Federal porque en nuestras instancias de debate partidario coincidimos en construir una alternativa progresista, con sectores del radicalismo, del peronismo y de otras expresiones afines a esta idea, que se mantuvieran en la postura de no caer en una grieta que resulta falsa a la hora de enfrentar los problemas de la gran mayoría de los argentinos y que no ofrece ninguna

respuesta a los mismos”.